12 Nov 2018

Moción (convertida en institucional) de apoyo a los trabajadores de CEMEX de la fábrica de Gádor y a las medidas de las administraciones y otros sectores para revertir el cierre

Fecha del pleno: 5/11/2018

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El pasado día 16 de este mes de octubre, mediante un escrito dirigido a los comités de empresa de sus fábricas, la dirección de Cemex España anunciaba un expediente de regulación de empleo y el cierre de dos de sus factorías, la ubicada en el municipio de Gádor y la de Lloseta en Baleares.

Desde hace 40 años la compañía mexicana Cemex, que gestiona estas instalaciones desde 2015, ha dado trabajo a generaciones de vecinos del municipio de Gádor y la comarca del Bajo Andarax, pero también a personas de otras regiones del país. Actualmente, en las instalaciones de Gádor trabaja un centenar de empleados fijos a los que se suman doscientos trabajadores eventuales.

Trescientas personas podrían perder sus puestos de trabajo, sin contar los empleos indirectos que genera este centro. Más aún teniendo en cuenta que el paro en Gádor es actualmente del 27%
En un comunicado posterior a este anuncio, la compañía informó que se trata de un proceso de reestructuración que afectará tanto a su modelo de organización como a su implantación industrial en España que contempla cese de las dos fábricas mencionadas y que afectará además a otros centros de trabajo, a determinadas oficinas comerciales y a las propias oficinas corporativas centrales.

CEMEX explicaba que este “sector de la industria frente a la nueva regulación europea sobre los derechos de emisión de CO2, a partir del año 2020, hacen totalmente necesario la adopción de una serie de medidas para asegurar el mantenimiento de la actividad de Cemex en España y su presencia en los diferentes mercados en los que viene operando” y que las negociaciones con los trabajadores se iniciarán durante el mes de noviembre.

Sin embargo, en el mes de junio de este año la empresa informaba que las obras y mejoras de la planta de Gádor cumplía los plazos y que había sido reconocida como la mejor planta de la multinacional, después de la reunión ordinaria de la Comisión de Sostenibilidad que agrupa a representantes de los ayuntamientos de la zona cercana a la fábrica de Gádor, miembros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Almería y de la Fundación Cajamar, así como delegados sindicales y de la dirección de la empresa.
CEMEX como otras empresas del sector industrial se enfrenta al reto medioambiental para afrontarlo con responsabilidad social. Desde los gobiernos y en este caso desde la Unión Europea se prevén medidas y regulaciones al respecto pero también alternativas para que las empresas puedan cumplir con ellas.

CEMEX es una empresa rentable, que no presenta problemas medioambientales y que cumple con todas las normativas y en especial la de tratamiento de residuos para responder a las regulaciones de la Unión Europea, tal como afirmaron los consejeros de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y de Medio Ambiente y Ordenación del Territoriode la Junta de Andalucía el pasado día 26 de octubre después de reunirse con el comité de empresa de la fábrica de Cemex en Gádor.

Desde que se conoció la nefasta noticia del cierre de la fábrica de CEMEX en Gádor, las reacciones de apoyo y las actuaciones para evitar el cierre se han dado desde todos los sectores sindicales y desde las administraciones, tanto del Ayuntamiento de Gádor como de la Junta de Andalucía y del gobierno central, además de todos los grupos políticos y diversos sectores de la sociedad.

La Junta de Andalucía ha planteado a CEMEX alternativas para reducir de manera importante los costes energéticos en la fábrica de Gádor y también el gobierno central desde el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social se ha implicado porque es un problema nacional.

Al no haber justificación de la decisión tomada por la empresa CEMEX, tenemos el deber de apoyar como corporación a los trabajadores de la fábrica de Gádor en sus justas reivindicaciones y de apoyar las medidas tomadas por las distintas administraciones que vayan dirigidas a revertir esta situación para que los empleados conserven sus puestos de trabajo y no se afecte la economía de nuestra provincia.

Por todas las razones anteriormente expuestas, desde el Grupo Municipal Socialista instamos al pleno del Ayuntamiento de Almería a la aprobación del siguiente

 

ACUERDO

Apoyar como corporación las reivindicaciones de los trabajadores de la fábrica de Gádor así como las medidas adoptadas por las distintas administraciones que vayan dirigidas a revertir esta situación para que los trabajadores conserven sus puestos de trabajo y no se resienta la economía de nuestra provincia.

1009 181029 APOYO TRABAJADORES CEMEX Y MEDIDAS JUNTA