31 Ene 2019

El voto de calidad del alcalde impide la puesta en marcha de un Plan para dignificar y dinamizar los mercadillos propuesto por el PSOE

Valverde: “Si no tienen imaginación, yo les diré qué pueden hacer o búsquenlo en Google porque en otras ciudades ya se está haciendo”

El voto de calidad del alcalde de Almería, Ramón Fernández Pacheco, ha impedido  que salga adelante la moción presentada por la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento y candidata a la Alcaldía, Adriana Valverde, en la que se ha pedido la puesta en marcha de un Plan destinado a dignificar y dinamizar los siete mercadillos que existen en la ciudad, así como la inmediata aplicación de medidas puntuales para dotarlos de aseos y presencia de Policía Local para garantizar la seguridad y evitar la venta ilegal, así como puntos de electricidad y de agua, entre otras.

La responsable socialista ha puesto de relieve la gran tradición con que cuenta esta modalidad de comercio en Almería y los aproximadamente 1.5000 empleos directos e indirectos que genera esta actividad, en los 1.030 puestos autorizados en los mercadillos de Plaza Pavía, Los Ángeles, Bola Azul, en el entorno del Estadio de los Juegos Mediterráneos, en el antiguo recinto ferial, en El Alquián y en Cabo de Gata. 

Así, ha trasladado al pleno las preocupaciones que los propios comerciantes le han venido expresando, peticiones que responden al conocimiento de la realidad, a través de encuentros con los representantes del colectivo. “Si nosotros hemos traído esta moción es porque hemos recogido el malestar y el sentir de este colectivo”, ha continuado. En este sentido ha señalado que la Ley de Mercados Ambulantes de Andalucía y la Ley de Autonomía Local, “establece y marca como competencia municipal la promoción y acondicionamiento de esos espacios físicos, y lo que estamos pidiendo es que se dignifiquen”.

Además, Valverde ha lamentado que el alcalde y el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento no se hayan acogido a las ayudas de la Junta de Andalucía para proyectos de mejora de la venta ambulante ni en 2016, ni en 2017, ni en 2018. A su juicio, “el alcalde no quiere que los mercados ambulantes de nuestra ciudad estén al nivel de otros en España y en Europa, y está desaprovechando el potencial comercial y turístico de esta modalidad de comercio, muy arraigada en la cultura andaluza, dando la espalada a más de 1.500 comerciantes ambulantes y a sus familias”.

“Me da la impresión de que ni siquiera se han leído nuestra moción y que, con su prepotencia, han llegado a pensar que los únicos interlocutores válidos con la Federación de Comercio Ambulante son ustedes”, ha manifestado. Por ello, ha pedido a los mandatarios del PP “que se lean la moción” y que “dignifiquen los mercadillos porque pueden ser un motor muy atractivo para el turismo y, al mismo tiempo, representan mucha mano de obra de pequeños autónomos, personas que se ganan la vida día a día, y que han de tener unas condiciones dignas para desarrollar su actividad empresarial. 

“Y, por favor, un programa de dinamización específico, no sólo un folleto donde diga su ubicación, sino acciones concretas”, ha exigido, al tiempo que ha recordado que “ustedes son los que están gobernando, llévenlas al seno del Consejo Sectorial y yo les diré, si no tienen imaginación, qué pueden hacer, y eso sí lo pueden encontrar en Google porque hay otras ciudades donde se está haciendo”.

Entre las medidas que se solicitaban en la moción socialista estaban la reordenación y mejora de los mercadillos de Almería, con la participación de los vendedores, dotándolos de aseos públicos y de servicios complementarios y con vigilancia permanente para garantizar la seguridad de comerciantes y ciudadanos. Igualmente se pedía optimizar la distribución del espacio, intervenir para facilitar la circulación de los usuarios, mejorar los entornos, accesos y aparcamientos, y cambiar la  imagen de los puntos de venta mediante una línea de subvención. Además, se solicitaba extremar la limpieza y la organización del mismo y formación a los comerciantes, para ayudarles a profesionalizarse, a diseñar sus estrategias comerciales, a mejorar su escaparatismo y a modernizar la gestión de sus puestos, etc. 

Por último, se pedía la edición de guías comerciales, con información de la distribución y el tipo de puestos de cada mercado ambulante, la creación de mercados artesanales en zonas de interés turístico y de mercados ambulantes temáticos, campañas de sensibilización contra la venta ilegal y control policial de la misma, impulsar los mercadillos y rastrillos temáticos.