08 May 2019

Moción para la eliminación del plástico de usar y tirar en el ayuntamiento y otras actuaciones con implicación ciudadana

Fecha del pleno: 01/04/2019

Ponente de la moción: Amparo Ramírez

Resultado de la votación: unanimidad

 

Exposición de motivos

La conciencia medioambiental en España, tal y como apuntan diversos estudios sobre la materia, ha ido aumentando paulatinamente, en paralelo con el proceso de modernización de nuestra sociedad. Sin duda, la realidad sobre el cambio climático y las consecuencias del mismo sobre el planeta y sobre la propia vida de las personas, que los científicos vienen advirtiendo, ha acrecentado también esa conciencia medioambiental.

Y es que, según el Panel Intergubernamental del Cambio Climático de la ONU, 2030 es la fecha límite para implementar cambios de gran alcance a nivel internacional que consigan limitar la subida media de la temperatura a nivel mundial a 1,5 grados -por debajo de los 2 grados recogidos en el Acuerdo de París- y poder seguir teniendo un planeta habitable.

Desde organizaciones como Greenpeace se viene señalando a nuestro país como uno de los más afectados por el cambio climático, lo que conllevará que en los próximos años vivamos más sequías, cambios de temperatura y olas de calor, con el consiguiente problema de disponibilidad de agua.

De ese modo, el reto al que nos enfrentamos es de tal trascendencia y magnitud que requiere de la implicación tanto de todas las administraciones, cada una dentro del marco de sus competencias o de sus posibilidades de actuación, como del conjunto de la ciudadanía, en lo referente a modificaciones importantes en cuanto a hábitos y formas de consumo.

En el caso de Almería capital son muchas las acciones medioambientales que deberían de ser impulsadas por parte de su Ayuntamiento, entre las que pueden destacarse las relacionadas con la preservación del Mar Mediterráneo, una de nuestras señas de identidad más importantes como ciudad y sociedad.

En ese sentido, se estima que, cada día, 700 toneladas de plástico acaban en este mar. La herencia contaminante del plástico de usar y tirar comienza desde el momento en el que se extraen los combustibles fósiles con el que se hace de manera mayoritaria, y que son los principales impulsores del cambio climático. A continuación, ese legado continúa con la energía intensiva y tóxicos con los que está cargado el proceso de producción de plástico. Lamentablemente, en el siguiente escalón de su vida supone, de un modo muy importante, la contaminación tanto de playas como de otros espacios naturales; la muerte de numerosas especies animales, y una descomposición que, en forma de microplásticos, ya tiene su presencia en la cadena alimentaria -a partir de la ingesta por parte de peces o aves- y hasta en los lugares considerados como los más vírgenes del planeta.

Las cifras hablan por sí solas. En la Unión Europea y en España casi el 40% de los plásticos que se producen son envases, en su mayoría de un solo uso: bolsas, botellas, envoltorios, vasos…, de los que solamente se recicla el 30%, según los cálculos más optimistas. El resultado es que a nivel global hasta 12 millones de toneladas de plástico llegan a los océanos, y ya se han observado más de 1.300 especies marinas afectadas.

Hay que tener en cuenta que el plástico tarda muchísimo en descomponerse por completo. Sirvan como ejemplo, dentro de los diferentes materiales plásticos más frecuentemente encontrados en las costas, que las bolsas de plástico necesitan entre 20 y 1.000 años para desaparecer por completo; que 450 años se requieren para botellas de plástico o que los vasos de plástico con espuma se descomponen en 50 años.

La mayoría de los residuos abandonados en las playas se pueden asociar a los sectores de la alimentación, bebida y tabaco. El plástico supone un 85% de los residuos que se encuentran en las playas de todo el mundo, de los que el 61% son plásticos de un solo uso, como envoltorios de caramelos, envases de comida y bebida o vajillas de plástico de usar y tirar.

Ante esta realidad se hace necesario fomentar el reciclaje, también en Almería, pero siempre al tiempo que se lleva a cabo un cambio en los hábitos de consumo por parte de la propia administración local. Dos vías indispensables para cumplir en 2035 con el objetivo marcado por el Parlamento Europeo de que los residuos municipales que terminen en vertederos sea del 10 por ciento.

Actuar de esta manera, con medidas dentro de la propia administración local y articulando campañas específicas de concienciación de uso de bolsas de tela, de reducción de consumo de plástico de usar y tirar y de recogida de residuos con colectivos vecinales, profesionales y organizaciones involucradas en el ámbito medioambiental, llevará a nuestra ciudad a ser más sostenible y más amable para los propios almerienses, además de proyectar una mejor imagen de cara a quienes nos visitan.

Lejos quedarían, en un plazo razonable de tiempo, las deprimentes escenas de calles llenas de envoltorios y bolsas de plástico tras la celebración de eventos deportivos y actividades de ocio o comerciales y la habitual presencia de objetos plásticos en numerosas plazas, solares y espacios públicos en los diferentes barrios de la ciudad.

Por todo ello, para contribuir desde el ámbito local a la lucha contra el calentamiento global y contra la contaminación y efectos nocivos provocada por el plástico en nuestra ciudad, desde el Grupo Municipal Socialista se insta al pleno del Ayuntamiento de Almería a adoptar las siguientes

 

Acuerdos

1. Diseño de una estrategia para la eliminación del plástico de usar y tirar en el Ayuntamiento de Almería, tanto en las dependencias municipales como en las actividades organizadas por parte de la administración.

Esta estrategia debe de contemplar la eliminación de consumo de agua embotellada; favorecer la reutilización de envases; minimizar la compra de material de oficina envuelto en plástico y tener en consideración la aplicación de cláusulas medioambientales en los contratos que la administración local mantiene con empresas, entre otros aspectos.

2. Puesta en marcha de una campaña para incentivar el uso de bolsas de tela entre los almerienses para sus compras, vinculada a la promoción turística de Almería.

3. Promover un calendario de actividades de concienciación y colaborar dentro de actuaciones específicas de limpieza de residuos de plástico de la mano de asociaciones de vecinos en barrios, organizaciones no gubernamentales y otros sectores específicos, como los pescadores, que vienen haciéndolas de manera voluntaria.

4. Implementar una línea específica de educación medioambiental, más allá de las dos actuaciones puntuales que se realizan en estos momentos, dentro del programa educativo municipal.

5. En cuanto a los parques y espacios de ocio de Almería, proceder tanto a la instalación de fuentes públicas con carácter general para fomentar el consumo de agua no embotellada, además de garantizar el correcto mantenimiento de las actuales. Asimismo, dotar estos lugares de papeleras con diferentes opciones para el reciclaje de plástico, cristal o papel.

1095 190319 MOCIÓN PLÁSTICO