05 Jul 2019

Valverde propone reorientar Almería XXI para que deje de ser una promotora inmobiliaria y atienda las necesidades reales de vivienda

La portavoz socialista recuerda sus propuestas electorales de un Plan de Vivienda Social centrado en alquileres y un programa de vivienda compartida

La portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Almería, Adriana Valverde, ha propuesto al equipo de gobierno del PP, ante las dificultades de acceso a la vivienda la ciudad, que reoriente la empresa municipal de Vivienda, Almería XXI, para que deje de ser una promotora inmobiliaria más, con una oferta de viviendas que no responde a las necesidades de los almerienses y que, además, hace competencia a las propias empresas del sector de la construcción, y que responda a su verdadero objetivo de atender las necesidades de las personas en esta materia.

En este sentido, ha recordado algunas de sus propuestas electorales, como la recuperación del concepto de “vivienda social” con un Plan de Vivienda que incluya alquileres sociales, ayudas para la rehabilitación a familias que no viven en condiciones dignas, un programa de vivienda compartida para mayores y jóvenes, o el fomento de cooperativas de promoción de viviendas.

“Está claro que la empresa municipal de vivienda no cumple las expectativas de los 10.000 demandantes de vivienda protegida inscritos en la capital, un 77% de los cuales solicitan alquiler o alquiler con opción a compra, frente a una oferta municipal centrada en la venta de inmuebles”, ha asegurado, al tiempo que ha destacado que “los almerienses se merecen y tienen derecho a una vivienda digna” y que “el Ayuntamiento tiene la obligación de proporcionarla”.

Los precios de venta de esa vivienda protegida, ha detallado, son, además, “similares a los de la vivienda libre” y “el número de viviendas en alquiler por parte del Ayuntamiento es insuficiente”, ha lamentado Valverde y ha vuelto a remarcar que “el procedimiento de adjudicación de las viviendas es poco transparente”. Ello, sumado al hecho de que las ayudas dedicadas a la rehabilitación son insuficientes desde el ámbito municipal, favorece que “haya muchos almerienses que no pueden acceder a una vivienda digna porque carecen de ingresos suficientes”, y entre los que se encuentra un número importante de “jóvenes, familias, mujeres, mayores y personas con discapacidad”.

5 medidas

A su juicio, el equipo de gobierno del PP podría atajar esta situación creando un parque de vivienda social que cerrara esa brecha de desigualdad, reorientando la política del Ayuntamiento en la empresa municipal de Vivienda y recuperando el concepto de vivienda social con un plan vinculado que incluyera cinco medidas concretas: alquileres sociales, ayudas para la rehabilitación para familias que no vivan en inmuebles con condiciones dignas o que hayan tenido que abandonar sus viviendas por carecer de ingresos mínimos; creación de una oficina específica para atender a las personas que tienen necesidad de esas ayudas; un programa de vivienda compartida, y el fomento de las cooperativas de promoción de vivienda.