30 Oct 2019

El PSOE reclama al alcalde “que arregle todo lo que tiene por arreglar” en el CEIP de Retamar y atienda a sus más de 900 alumnos

Con el ascensor y vallas rotas, además de goteras, Ruano le insta a “gestionar con eficacia para cumplir su obligación de mantener los colegios en condiciones”


El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Antonio Ruano, ha reclamado al alcalde “que arregle todo lo que tiene por arreglar en el CEIP Torremar, colegio ubicado en Retamar y atienda a los más de 900 alumnos que usan a diario las instalaciones”. “El ascensor lleva roto desde hace meses, las vallas que rodean la pista deportiva están agujeradas y son un peligro, porque los alumnos pasan a través de ellas y se enganchan, mientras que las goteras han provocado desconchones en los techos que tienen que repararse”, ha precisado.

Para Ruano, “es hora de que el alcalde se preocupe de verdad por las competencias que tiene el Ayuntamiento en materia de mantenimiento de los colegios en la ciudad”. “Decir que está preocupado, pero solamente de boquilla, no soluciona las necesidades de los colegios públicos de Almería, en los que miles de estudiantes padecen incomodidades y carencias que el equipo de gobierno del Partido Popular tiene la obligación de subsanar”, ha remarcado.

“La realidad es la que es y solo hace falta darse una vuelta por los colegios para verla”, ha continuado. De esa manera, ha instado directamente al alcalde “a cumplir como toca con esa obligación, gestionando eficazmente la partida económica con la que cuenta el Ayuntamiento para esa finalidad y, si es necesario hacerlo, destinando más dinero a la misma en los presupuestos de 2020 para la puesta a punto de los colegios de la capital”.

Accesibilidad y seguridad

En el caso del CEIP Torremar de Retamar, recientemente visitado por el edil socialista, ha desgranado “que son muchas las cuestiones pendientes de acometer desde el Consistorio”, empezando “por la reparación del ascensor, algo básico de cara a garantizar la accesibilidad dentro del edificio a alumnos o personal con problemas de movilidad por la circunstancias que sean”.

A eso ha sumado la petición del propio centro “para que se sustituyan las vallas metálicas que rodean las pistas deportivas con las que cuentan, ya que están agujereadas y oxidadas, suponiendo un riesgo para los alumnos que, como niños y niñas que son, las atraviesan para acceder al campo en lugar de rodearlo y se quedan enganchados en muchos casos”.

Lo ideal para la comunidad educativa en ese punto, ha continuado, “sería que se utilice otro tipo de delimitación del espacio que no sea metálico”. Además, ha explicado, “también hay filtraciones de agua en el colegio que han provocado desconchones en los techos que se tienen que reparar”.

De ese modo, ha lamentado, “los alumnos, profesores, madres y padres del CEIP Torremar tienen una lista de tareas pendientes por el Ayuntamiento que ya es importante”. Una lista “a la que hay que poner fin, como hay que poner fin a la pésima gestión del PP en materia de mantenimiento de unos edificios públicos que resulta que son los más utilizados a diario en la ciudad”, ha concluido.