04 Nov 2019

El PSOE reclama al alcalde que ponga las playas a la altura que corresponde aprovechando el próximo plan a autorizar por la Junta

Exige que estén listas en Semana Santa, más horario de socorrismo, mercadillos artesanales, que la de El Alquián tenga servicios y mejoras para la de Las Olas


La concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Lidia Compadre, ha reclamado al alcalde “que aproveche, que trabaje y que lo haga bien” para que, dentro de la autorización para el plan de playas entre 2020 y 2023 que se tiene que tramitar ahora ante la Junta de Andalucía, se pongan por fin a la altura que corresponde como elemento clave en la ciudad, tanto desde el punto de vista del ocio para los almerienses como desde el de su importancia económica y turística.

Ante este “momento clave”, ya que se cuenta de plazo hasta el 16 de diciembre para la presentación de la documentación y solicitud de autorización ante el Gobierno andaluz, los socialistas exigen al regidor y al Partido Popular “que se acabe con 4 años de chapuzas y cuestiones mejorables” en la gestión de los servicios en las playas y “que se hagan las cosas bien”. Para empezar, instan a que se marque Semana Santa como fecha de inicio de ese plan, lo que conllevaría contar desde entonces con pasarelas, aseos, zonas de sombra o canales de nado; que se hagan reservas de espacio para mercados artesanales en El Zapillo, Retamar-El Toyo y Cabo de Gata o que se atiendan “como lo que son, playas dentro de la ciudad” a las de El Alquián, hasta ahora sin servicios, y la de Las Olas, para la que se pide limpieza, mantenimiento, socorristas presencialmente y duchas que funcionen bien.

A eso ha sumado otras cuestiones a mejorar independientemente del propio plan a autorizar, pero vinculadas también a las playas, como un servicio de socorrismo que tiene que ampliar su horario para cubrir primera y última hora del día y prestarse de modo ininterrumpido desde Semana Santa; una limpieza reforzada tanto en el propio periodo del plan como el resto del año o la necesidad de abrir los aseos desde la mañana a la noche sin depender del horario de los socorristas y que, de ese manera, se deje de obligar a muchos almerienses y visitantes a tener que ir a bares “si es que los hay en el entorno”.

Mejorar la accesibilidad de las playas y del baño a las personas con limitaciones físicas -ya que este verano llegó a haber solamente una silla anfibia disponible en El Palmeral- se añade a una lista de tareas pendientes en la que también se encuentra “que La Fabriquilla deje de esperar su ducha desmontable y un aseo, este último elemento también pedido por La Almadraba de Monteleva”.

En plazo y encargo a empresa

Compadre ha explicado que para dar el salto de calidad exigible en los servicios municipales en las playas de Almería, y teniendo muy en cuenta que los almerienses pagaron más de 1,2 millones de euros para eso durante 2019, el equipo de gobierno del PP tiene que empezar por presentar a tiempo la solicitud de autorización ante el gobierno andaluz para el próximo plan de playas y, así, evitar que pueda llegar la próxima Semana Santa y no se cuente con ese permiso.

“Y decimos esto, porque es precisamente lo que no ha venido haciendo el PP desde el Ayuntamiento con los gobiernos socialistas en la Junta, dentro de su estrategia de confrontación permanente. Ahora que gobierna el PP en Andalucía, lo mismo eso cambia y se benefician todos los almerienses” aunque sea por un interés partidista, ha considerado. Lo que sí está claro por el momento es que, según han denunciado públicamente desde el PSOE, se ha contratado a una empresa para que se haga cargo del asunto en lugar de que sean los propios técnicos del Ayuntamiento los que se encarguen de la elaboración de la documentación necesaria, y que ese trabajo costará a los almerienses cerca de 10.000 euros.

Talón de Aquiles del alcalde

Para Compadre, el alcalde viene teniendo en las playas “su particular talón de Aquiles, porque son una de las mayores evidencias en Almería de la incapacidad que tiene el Partido Popular para hacer bien su trabajo, que no es otro que gestionar bien, que las cosas funcionen y que se puedan disfrutar con la calidad por la que pagan los almerienses”.

En ese sentido, ha señalado como “uno de los grandes fracasos del alcalde” que en los últimos cuatro años los servicios municipales en las playas no hayan estado al cien por cien listos el 1 de mayo, fecha en la que hasta ahora se iniciaba un plan que se extendía hasta el 31 de octubre. Y es un fracaso, ha continuado, “que evidencia la incapacidad del alcalde y de su equipo de gobierno para gestionar y para solucionar los errores en los que, año tras año, se han ido metiendo ellos mismos”.

Los socialistas, ha subrayado la edil, “siempre hemos reivindicado que las playas estén llenas de vida y de actividad todo el año, algo en lo que el alcalde hace aguas”. Porque, después de la temporada veraniega “tendrían que continuar estando cuidadas, limpias y llena de actividad por los almerienses y por interés económico y de creación de empleo en la ciudad”. “Algo que se puede hacer, como lo hacen otros municipios de la provincia y del país, y eso es a lo que se tiene que aspirar”, ha remarcado.
Pero dicho eso, han apuntado a que, dentro del siguiente plan de playas a tramitar ante la Junta de Andalucía, se tiene “que hacer una apuesta importante por parte del Ayuntamiento” para que, al menos, se cuente con las playas listas en Semana Santa.
Balance 2019
Con respecto al balance realizado sobre 2019, Lidia Compadre ha contrapuesto la importante inversión para servicios que ha salido del bolsillo de los almerienses, de más de 1,2 millones, “con una calidad cuestionable” de los mismos. Una afirmación que ha sustentado en un estudio pormenorizado que contempla, en primer lugar, “unas pasarelas que se instalaron con casi 2 meses de retraso”, lo que supuso “que hayamos pagado 6 meses por ellas y que hayan estado poco más de 2 meses” en las playas.

Encima, ha proseguido, con un “engaño” por parte del PP porque aseguraron que se iban a mantener todo el año cuando resulta que sabían que no tenía autorización de la Junta de Andalucía para ello e incluso contrataron desde el principio parte del desmontaje de las mismas.

También ha sido una realidad que, con el actual servicio de socorrismo, no se ha cubierto en ningún momento ni primera ni última hora del día, algo que hay que cambiar después de que se haya constatado que 3 ahogamientos en la capital se produjeron fuera de la jornada laboral de los socorristas. Además, informes nacionales apuntan que, como ha ocurrido en Almería, casi el 30% de ahogamientos se producen entre las 8.00 y las 12.00 horas y entre las 20.00 horas y las 22.00 horas.

“Los socorristas tienen que empezar en Semana Santa, sí, pero contar con ellos desde entonces hasta el final del plan de playas, no con parones o solo los fines de semana como se hace ahora dependiendo del momento del año. Que se ajuste el personal necesario y que el horario de los socorristas sea el que tiene que ser para evitar en todo lo posible los ahogamientos” y proteger mejor a las personas mayores y niños que van a la playa justo en las horas de menos sol, ha enfatizado la concejala del PSOE.

A estos dos asuntos se añaden “sillas anfibias que fallaban o insuficientes”, ya que se llegó a tener solamente una que funcionara en la playa de El Palmeral, y “unos aseos que han estado cerrados fuera del horario de los socorristas la mayor parte de la temporada”. Mención especial ha tenido Lidia Compadre también para el hecho de que, como consecuencia de las últimas lluvias en la capital, se retiraran tanto pasarelas como zonas de sombra. “Entendemos que es una situación sobrevenida, pero que no puede servir de justificación para que después, con el buen tiempo que hemos tenido, no se hayan repuesto”, ha expresado. Porque, siendo así, se ha preguntado para concluir, “qué pasaría entonces si llueve en julio, si se quitaría todo y ya no se volvería a poner”.