27 Nov 2019

El PSOE apuesta por gestionar la ayuda a domicilio desde una empresa municipal para cumplir la mejora de sueldo de sus 600 trabajadoras

Valverde pone sobre la mesa del alcalde la solución para que se deje de “excusas” y tribunales, y que es viable tras asumirse la plantilla del campo de golf o de Emisa


La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Adriana Valverde, ha anunciado que su grupo elevará a pleno una moción para reclamar al alcalde y el equipo de gobierno del Partido Popular que se asuma la gestión del servicio de ayuda a domicilio dentro de una de las empresas municipales con las que cuenta el Consistorio y, de esa manera, cumplir el compromiso adquirido de cofinanciación municipal para que sus 600 trabajadoras -la plantilla está formada en un 95% por mujeres- puedan mejorar unos salarios que, en el mejor de los casos, están en torno a 800 euros al mes, al mismo tiempo que eso repercute en beneficio del servicio de atención a mayores y dependientes.

Esta solución que desde el PSOE ponen sobre la mesa del alcalde, después de que en el último pleno él mismo definiera su propia “incapacidad” retando a la oposición a que le expusiera un modo de hacer posible la subida, es perfectamente asumible, como demuestran casos anteriores en el propio Ayuntamiento. Entre ellos, ha recordado Valverde, “cuando el Partido Popular asumió la gestión del campo de golf de El Toyo, y con una indemnización de 4 millones de euros que pagó sin que le dolieran prendas”. “Hoy por hoy, la plantilla del campo de golf es personal de la empresa municipal Almería Turística y se destinan unos 300.000 euros a sus nóminas cada año”, a lo que se suma “que el PP hizo también esto con el personal de la antigua Emisa, empresa municipal que gestionaba los aparcamientos, cuyo personal está contratado en el Ayuntamiento”.

De ese modo, ha subrayado, la pregunta que tiene que responder el alcalde es “si le parece más importante tener un campo de golf bien cuidado que el cuidado a mayores, dependientes y la mejora salarial de las trabajadoras que están atendiéndolos cada día”. La propuesta del PSOE, ha incidido, “puede hacerse, sin ningún problema, modificando el objeto social de una de esas empresas municipales, que podría ser Almería XXI, y dar cabida a la gestión de ayuda a domicilio, para organizarla y hacerse cargo del pago de las nóminas de las trabajadoras y los trabajadores”. En ese sentido, la viabilidad de la iniciativa es también evidente al tratarse de un servicio que no requiere de medios materiales costosos o de difícil mantenimiento, sino centrado en gestión de personal.

Por todo eso, Adriana Valverde espera que el resto de grupos políticos, pero especialmente el PP, respalden una medida que vendría a poner fin a las excusas y a la judicialización en la “que se ha metido ahora el alcalde”. “Las trabajadoras no pueden quedarse sin lo que le corresponde -y tienen comprometido desde inicios de 2018- y esperar años, si es que tienen suerte, porque el alcalde las quiera dejar atrapadas en una maraña de recursos y de juzgados”, ha expresado.

Así las cosas, ha puesto de relieve que “frente a un PP que lo que lleva hasta pleno -en referencia al último- es que se dedique el millón de euros que tendría que ir en 2019 a mejorar los sueldos de esta plantilla a pagar parte de los 30 millones a los que ha sido condenado a pagar el Ayuntamiento por la nefasta gestión del PP de las expropiaciones necesarias para el Paseo Marítimo, los socialistas lo que llevamos es la defensa de un servicio de calidad y la reclamación de que ponga a las trabajadoras, a los mayores y a los dependientes en el centro de una buena gestión en el Ayuntamiento”. Y a eso, ha considerado, “difícilmente alguien que quiera lo mejor para Almería puede decir que no”.

Situación actual

Tras poner el acento en que las trabajadoras están luchando “por ser mileuristas” o subir salarios, en el caso de los contratos por horas, que están en 400 euros, y en el reconocimiento que merecen sus “jornadas estresantes, los desplazamientos de un sitio a otro y que lo den todo, con su esfuerzo físico, con su afecto y asumiendo el dolor de las pérdidas de mayores y dependientes con los que están cada día”, Adriana Valverde ha hecho repaso sobre la cronología de este tema.

Un asunto que arranca en el pleno cuando, a principios de 2018, los socialistas elevan la demanda de una cofinanciación municipal, tal y como hacían ayuntamientos como el de Sevilla o Córdoba para aumentar la cuantía sufragada por la Junta de Andalucía, para mejorar las condiciones de sus trabajadoras y trabajadores y, en consecuencia, del propio servicio que se presta. Una reivindicación que llegó en el momento oportuno puesto que tenía que volver a sacarse a concurso el contrato para que una empresa, tal y como pasa ahora, continuara con esta labor.

El alcalde asumió personalmente este compromiso con la plantilla, que se reflejó con la reserva de 1 millón de euros dentro del presupuesto municipal de 2019 para la cofinanciación municipal. Pero lo que ocurrió es que, en la tónica habitual del gobierno municipal del PP, “se sacaron los pliegos para la licitación del servicio y aparecieron problemas”.

El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía los tumbó, a partir de un recurso de la patronal de empresas que se dedican a la ayuda a domicilio, y el alcalde “en lugar de buscar una solución asumible y lo más rápida posible para cumplir la palabra dada y lo acordado en pleno, ha decidido emprender la vía judicial”.

El remate de la historia, ha lamentado Valverde, es que el regidor “haya decidido destinar el millón de euros reservado para 2019 a desembolsar parte de los 30 millones a los que ha sido condenado a pagar el Ayuntamiento por la nefasta gestión del PP de las expropiaciones necesarias para la ampliación del Paseo Marítimo”. Una decisión ya firme, después de que llevara al último pleno celebrado la aprobación de una modificación presupuestaria para hacerlo posible.

Presupuestos 2020

Por otro lado, la portavoz del PSOE ha expuesto la posición de su grupo sobre las negociaciones que lleva a cabo el PP con Vox y Ciudadanos para tratar de sacar adelante las cuentas municipales de 2020. Tras aclarar que “el alcalde no tiene mucha costumbre de llamar al PSOE”, y no espera que haga lo contrario en este asunto, ha trasladado que da la sensación de que el acuerdo para el presupuesto “ya lo tienen prácticamente cerrado” después de que el alcalde “se haya entregado a los brazos de la derechona, en este caso de Vox, y aunque esté Ciudadanos por ahí”.

“El equipo de gobierno se encuentra muy cómodo en este mandato ya que dispone de las dos derechas, una de ellas extrema derecha, con las que pueden jugar y consensuar una serie de acuerdos. Lo que no sé es si Ciudadanos, con la experiencia que tiene de años anteriores y de incumplimientos -por parte del PP- que han tenido en esos compromisos firmes que pactaban para apoyar los presupuestos, será capaz otra vez de pactar con ellos y de volver a ser humillado”, ha argumentado. En esa línea, ha recordado que el propio portavoz municipal de Ciudadanos, Miguel Cazorla, “trasladó al final del mandato anterior que de los propios compromisos adquiridos no se habían ejecutado el 43% y, por lo tanto, no sé si están dispuestos a seguir siendo humillados”.

Estudio sobre el Mercado Central

Con respecto al estudio de viabilidad sobre el Mercado Central, Adriana Valverde ha detallado que se ha dado a conocer públicamente después de que los socialistas hubieran solicitado contener su contenido y que no se les trasladara el mismo. Pero, independientemente de esa falta de transparencia y del intento de bloqueo a la labor de fiscalización de la oposición, ha añadido que “está bien que llegue este estudio ya, aunque lo haga muy tarde”.

Y es que, según ha recordado, los socialistas presentaron una moción en 2016 a pleno y todo lo que dice el estudio lo teníamos planteado y lo pedíamos, porque son cosas que se están haciendo en otros sitios y que pueden implementarse perfectamente en Almería”.

A partir de ahí, ha añadido “que es una pena que se haya perdido el tiempo” y que después de que “se invirtiera muchísimo dinero en la rehabilitación del Mercado Central, más de 17 millones de euros, hayan pasado ya muchos años desde 2012 para que ahora vengan a vendernos que es que hemos necesitado un estudio para ver lo que tenemos que hacer en la Plaza”.

“Sea como sea, la realidad es que hay que abordar el tema cuanto antes porque son muchos los comercios y autónomos que viven de eso día a día, y es verdad que si observamos cómo funciona el Mercado Central con respecto a otros mercados, como el de Los Ángeles, vemos que ese último es mucho más dinámico por la forma en que se gestiona, frente a unos intentos de dinamización del Mercado Central que no han sido enmarcados en una estrategia global por el Ayuntamiento, sino como acciones puntuales”, ha proseguido.

Unas acciones puntuales que encima, como la apertura por las tardes, “que no fue consensuada con todos los concesionarios” y que ha conllevado “que solamente 3 ó 4 hayan abierto” con la imagen penosa que eso traslada.