18 Dic 2019

El PSOE exige al alcalde “que no venda los derechos de las mujeres” a cambio de que Vox le dé “su sillón o los presupuestos municipales”

Valverde presenta una moción que insta al PP a poner en marcha medidas municipales contra la violencia machista y a posicionarse de lado de las mujeres


La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Adriana Valverde, ha dado a conocer una moción que su grupo elevará a pleno para que el alcalde y su equipo de gobierno del PP “actúen en la lucha contra la violencia machista, dentro de sus competencias, y se posicionen” en un momento en “el que es más necesario que nunca”. Porque, ha recordado, desde Vox “se ha dinamitado el consenso político” con el que se contaba sobre este asunto – como evidencia que no participaran en las actividades organizadas el pasado 25 de noviembre ni acudieran a la reunión previa del Consejo de la Mujer-, pero con un alcalde y un PP “que están siendo cómplices necesarios” de su posicionamiento, tal y como demuestra que aceptaran cerrar ese mismo día una reunión para avanzar en el acuerdo presupuestario entre ambas formaciones y que, además, fue la única pública desde entonces.

“Para que deje de ser cómplice necesario, para que no venda los derechos de las mujeres por el sillón de Alcaldía o por los próximos presupuestos municipales, le vamos a exigir al alcalde con esta iniciativa que cumpla con acuerdos anteriores plenarios que aún no ha puesto en marcha, como la creación de una red de atención social para ayudar a las mujeres que han sufrido violencia machista a rehacer su vida; que desarrolle las medidas contempladas en el Pacto Nacional contra la Violencia de Género y las publique en la web de transparencia, o que declare Almería como municipio Tolerancia cero contra los maltratadores”, ha explicado Valverde.

En ese sentido, ha lamentado que lo que está ocurriendo en estos momentos es “que el alcalde y el PP se han puesto en modo ‘no estoy ni se me espera’ en la lucha contra la violencia de género y en la defensa de los derechos de las mujeres” para, de esa manera, “no molestar a la ultraderecha que les ha dado la Alcaldía y que les sacará adelante los próximos presupuestos de 2020”.

Pruebas de complicidad

“Si ya antes de la irrupción de Vox, el PP se quedaba en palabras, pero sin hechos; ahora es que, directamente, trata de esquivar este tema y la responsabilidad que tiene como gobierno municipal en la lucha contra la violencia de género”, ha afirmado. Y su manera de actuar, ha precisado, lo constata.

Porque PP y Vox se convocaron para una reunión dentro de la negociación de los presupuestos municipales de 2020 justo la jornada del 25N, que fue la única pública desde entonces; porque el alcalde y el PP mantienen un Consejo Municipal de la Mujer, “que no funciona, porque no les interesa” o, para concluir con los ejemplos, porque el acto principal de ese 25 de noviembre no fue organizado expresamente por el área responsable, “sino que se aprovechó una actividad en El Quemadero de las diseñadas por las profesionales del programa de intervención en zonas desfavorecidas”.

De esa manera, independientemente de la necesaria acción en barrios y colectivos, ha expuesto la portavoz socialista, desde el PP “se alejó la concienciación del centro de la ciudad y se vinculó la imagen de la violencia de género a barrios con menos formación y recursos económicos, lejos de la realidad constatada de que la violencia machista se da en todas las posiciones sociales y educativas”.

Red de atención y otras propuestas

Frente a esa manera de comportarse, los socialistas pedirán al alcalde que mantenga un compromiso firme en la lucha contra la violencia machista, que ha acabado con la vida de 35 mujeres y 3 menores en la provincia desde 2003, y “que cumpla” con la defensa de los derechos de las mujeres. Y que lo haga, en primer lugar, ejecutando todos los acuerdos plenarios anteriores que el PP no ha puesto en marcha, entre los que se encuentra la declaración de Almería como ciudad libre de violencia de género y que conlleva “una red de atención social para ayudar a las mujeres a rehacer su vida: con servicios de protección y acogida para ellos sus hijos e hijas, derechos laborales, políticas de formación, apoyo al empleo, vivienda o ayudas sociales”.

A eso se suma “la incorporación de perspectiva de género a planes de empleo municipales; la puesta en marcha de campañas contra la violencia de género; la elaboración de una ordenanza municipal que prohíba la exhibición de publicidad sexista en la capital o la ejecución de planes de sensibilización y prevención de la violencia de género entre jóvenes y adolescentes”.

A partir de ahí, los socialistas esperan también que se declare al municipio como de Tolerancia cero contra los maltratadores; que se implementen las medidas contempladas en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y se publiquen los proyectos llevados a cabo con sus fondos en la web de transparencia municipal y que se vele por dedicar los recursos económicos adecuados a acciones de lucha contra la violencia machista.

El rechazo a cualquier posicionamiento político que propugne la negación de la existencia de la violencia de género o rechace la validez de las políticas públicas enfocadas a su total erradicación, además del respaldo a las organizaciones y grupos de mujeres y los defensores de los derechos de las mujeres que han actuado como catalizadores y líderes de los avances legislativos y políticos en la última década, son otras dos peticiones contempladas y que se cierran junto a otra dirigida a la Junta de Andalucía.
Al Gobierno andaluz que, según ha recordado Adriana Valverde para finalizar, “también es rehén de Vox en este asunto”, se le tiene que instar a poner en marcha el Plan Integral de Sensibilización y Prevención contra la Violencia de Género y el Plan Integral Personal de Carácter Social, previstos en la Ley de Medidas de Prevención y Protección Integral contra la Violencia de Género, en coordinación con todos los poderes públicos.