19 Dic 2019

El PSOE reclama al PP un Plan contra el Ruido mejorado y consensuado en un mes para dejar de crear “conflictos que se podrían evitar”

Vota en contra de 6 de los reconocimientos extrajudiciales de crédito elevados por un PP que usa “demasiado” una figura legal prevista para uso excepcional


El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Eusebio Villanueva, ha acusado al equipo de gobierno del Partido Popular de haber elevado a pleno un Plan de Acción contra el Ruido “un poco flojo” y que, además, no ha sido consensuado con vecinos, empresarios y resto de afectados. “No ha habido participación, hay mucho malestar y se están creando conflictos que se podrían evitar”, ha expresado antes de instar a la retirada del punto del orden del día que pretendía la aprobación de este documento y del Plan Zonal Específico de la Zona Acústicamente saturada y que los populares han terminado por asumir tras constatar que tanto el PSOE como Ciudadanos y Vox iban a votar en contra del mismo en caso de no hacerlo.

A partir de ahí, Villanueva ha espetado al alcalde a que “no abandonen” este asunto importante y a que lo vuelvan a llevar a pleno en un mes “pero habiendo hecho los deberes con los vecinos, empresarios, asociaciones de vecinos y con todos los ejes de la ciudad que tienen interés”. En ese sentido, ha desmontado la supuesta participación que el PP sustenta en la publicación de los documentos en la web municipal preguntándole a la concejal responsable “dónde están las actas de esas reuniones” y desvelando que “se reunió con los hosteleros antes de la elaboración del plan” y con los vecinos afectados “la semana pasada”, una vez hecho.

Si para el PP transparencia es colgar en la web municipal los documentos, ha ironizado, “la próxima vez, póngalo en papel vegetal y así habrá más transparencia todavía”. Dicho esto, el concejal socialista ha explicado que se lleva hablando del problema de conciliación entre el derecho al descanso y ocio en el centro desde 2011 y que resulta que, del propio diagnóstico elaborado, se desprende “que la zona saturada acústicamente ha aumentado; falta formación de la Policía Local; se crean conflictos entre empresarios y vecinos, y que el Plan de Acción contra el Ruido no es lo que tiene que ser”.

Porque faltan “mediciones de partida para que, cuando se arbitren medidas, se sepa si se ha mejorado o no” y se pueda actuar en consecuencia. Y eso, ha remarcado, “no se ha contemplado”. Asimismo, las medidas desarrolladas hasta ahora resulta que, en el caso del cambio de pavimentación de tráfico rodado, no tenían como objetivo la reducción de ruido a pesar de que así se había defendido públicamente, siempre según se ha recogido en la documentación que pretendía aprobarse. “Pues para eso no hacen falta estos viajes”, ha lamentado, antes de recordar que si bien el ruido generado por tráfico es relevante en el conjunto de la ciudad, se da la circunstancia encima de que en el centro de la ciudad la principal causa es la concentración de personas.

“Se necesitan mediciones y actuaciones”, ha enfatizado, pero también tener muy presente “que esto -en referencia al actual conflicto- no se arregla solamente con medidas policiales, ni una ordenanza restrictiva, sino hablando, dialogando y llegando a un acuerdo entre las partes. Con participación real, llamando a las partes, sentándolas, y recogiendo sus diferentes puntos de vista”, ha concluido Eusebio Villanueva.

Reconocimientos extrajudiciales de crédito

Por otro lado, se han elevado por parte del gobierno del Partido Popular hasta 16 puntos dentro del orden del día para la aprobación de reconocimientos extrajudiciales de crédito para abonar facturas por un importe que ronda los 400.000 euros. Con respecto a esta práctica, la portavoz socialista Adriana Valverde ha detallado que aún tratándose de “un procedimiento legal, se contempla que tenga un uso excepcional” y que, en el caso del Ayuntamiento de Almería, “se usa en demasiadas ocasiones”.

Y se emplea porque no existen contratos que avalen esas facturas y, en muchos casos, cuando se trata de “gastos previsibles”. En esas circunstancias, no debería de suceder dentro de una gestión “eficaz, diligente y con previsión” que la responsabilidad legal del pago a esos proveedores recaiga sobre los representantes políticos del pleno y, por ese motivo, los socialistas estudian caso a caso de los presentados para conocer si está justificada la utilización de esta figura o no.

En esta ocasión, desde el PSOE han votado en contra de 6 de los puntos con reconocimientos extrajudiciales de crédito presentados por el gobierno municipal por importe de más de 327.000 euros ante “las dudas” que se presentan en el análisis de los expedientes afectados y la consideración de que se podría haber llevado a cabo contratos para esos servicios, porque eran previsibles, o se lleva dilatando en el tiempo esaa situación de falta de contrato a pesar de numerosas advertencias por parte del PSOE – tal y como ocurre con la telefonía móvil municipal, por ejemplo-.