10 Feb 2020

El PSOE reclama al PP “que adapte la ordenanza de comercio ambulante al siglo XXI” con una modificación consensuada

Compadre lamenta que no se haya llevado la modificación al Consejo Sectorial de Comercio y que pretendan reducir la participación en la norma propuesta


La concejala del PSOE en el Ayuntamiento, Lidia Compadre, ha reclamado al gobierno municipal del PP “que ya que tenemos la oportunidad de modificar la ordenanza reguladora de comercio ambulante, se adapte al siglo XXI y a las necesidades que tiene la ciudad”, controlando la venta ilegal en la ciudad pero también contemplando las propuestas y medidas que el sector comercial pueda hacer y que no se han incorporado en la propuesta inicial, aprobada en pleno, porque no se ha hecho un trabajo consensuado para la misma.

Por esos motivos, los socialistas se han abstenido en la votación de la aprobación inicial de la modificación de esta ordenanza, que tratarán de enriquecer a lo largo de su tramitación. “Reunirse solo con una persona del sector no es suficiente” para consensuar la normativa local, ha resaltado, y un claro ejemplo de que el gobierno del Partido Popular “no cree en la Participación Ciudadana”. Una evidencia que, ha añadido, también se refleja en que en el planteamiento que ha salido adelante solo con los votos de PP y Vox “deja sin representación en la Comisión Municipal de Comercio Ambulante a los representantes del comercio, a los concejales de la oposición y a la Policía Local”.

Compadre ha expresado el acuerdo de su grupo con la pretensión inicial de controlar la venta ilegal que se da en la ciudad pero que, según ha explicado, “está por todos los rincones de la ciudad, no solo en la Avenida de la Estación, porque si te vas al Paseo Marítimo o a El Toyo también se produce esta situación”.

Siendo conscientes de esa realidad, ha continuado, “la modificación se debe de hacer reuniendo previamente al sector, concretamente, a la mesa de comercio ambulante con la que se cuenta dentro del Consejo Sectorial de Comercio”. Un órgano en el que están representados todos los agentes relacionados con el comercio almeriense y que tiene como finalidad “la información, propuesta, consulta y asesoramiento en el desarrollo de políticas e iniciativas que le afecten”.

Pero resulta, ha continuado la edil, que este Consejo “llevaba 10 años en la trastienda municipal desde la aprobación de su Reglamento en 2009 y se constituyó 4 meses antes de las elecciones municipales” sin que, desde entonces, se haya reunido trimestralmente, tal y como corresponde.

“Es deber del Ayuntamiento garantizar que todo el mundo pueda desarrollar su actividad comercial dentro del marco necesario que garantice su participación, su seguridad, estabilidad y permanencia”, ha recordado Compadre al alcalde. Y hacerlo, ha concluido, “promoviendo la coordinación, colaboración y cooperación de los agentes implicados”.