Foto Adriana Valverde opinión

Aquel curso de 2020

Adriana Valverde, portavoz PSOE Ayuntamiento Almería

Los estudiantes de este curso de 2020 llevarán entre sus recuerdos las experiencias del confinamiento. Aunque ninguno lo sepa, las decisiones políticas, ante este curso escolar que comenzará en pocos días y que llega cargado de incertidumbres sobre el COVID19, con el incremento de rebrotes y la lógica preocupación de los profesionales de la educación pública, y de padres y madres por la nula respuesta de la Junta de Andalucía a los retos que se plantean, también marcarán sus vidas.

El Gobierno de las tres derechas en Andalucía, a una semana del comienzo del curso sigue sin hacer sus tareas, sin una planificación clara, segura, consensuada y coherente sobre cómo se va a desarrollar, con un presidente andaluz ausente, que está dando, una vez más, claro ejemplo de su falta de liderazgo. Desde el PSOE insistimos en que debe ponerse la pilas y empezar a trabajar ya porque no hay bajada de ratios en las aulas, ni aumento de plantillas para el desdoble de aulas, no se han mejorado las infraestructuras para respetar la distancia, ni se han facilitado protocolos de seguridad claros a los centros.

Tampoco tenemos certeza de que la Junta de Andalucía haya dispuesto los instrumentos precisos para que alumnos y profesores puedan salvar la brecha digital y se alcancen los objetivos educativos. Es más, hay familias que no saben aún si van a poder contar con el comedor escolar para garantizar a sus hijos tres comidas al día. Es por eso, que la comunidad educativa reclama al Gobierno de la Junta Andalucía mas recursos y protocolos homogéneos para la vuelta al cole presencial de forma segura.

Mientras estos temores se ciernen sobre la comunidad educativa, observamos la desenvoltura del PP para utilizar esta gravísima situación a beneficio de inventario. Después de haber reclamado insistentemente, en plena crisis sanitaria, con el país entero confinado, la gestión de la pandemia para las comunidades autónomas, ahora, cuando llegan los problemas, el trifachito andaluz renuncian a ejercerla y deposita la responsabilidad en los equipos directivos de los centros, haciendo como el perro del hortelano.
Hoy por hoy se hace más necesario que nunca el compromiso y la coordinación de todas aquellas instituciones y organismos públicos que sustentan y dan soporte al entorno escolar. Casado, Moreno Bonilla y hasta el alcalde de nuestra ciudad, como los malos estudiantes, llegan a clase sin las tareas hechas, pues desde mayo todas las comunidades autónomas vienen consensuando en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación del Ministerio los protocolos y medidas concretas que tenían que haber ido aplicando de cara al inicio del curso. ¿Qué ha hecho el presidente andaluz al respecto? Ha tenido tiempo más que suficiente para ponerlo todo a punto.
Los socialistas observamos con preocupación este panorama y nos preguntamos si hay alguien al frente de la Junta de Andalucía, alguien que haya pensado en el daño irreparable que supondrá para los alumnos este curso 2020-21, y si ha reparado Moreno Bonilla en las consecuencias de su inacción política. Es el momento de la responsabilidad, de actuar, y no de mirar hacia otro lado, y el PP debe pensar si de verdad quiere ser recordado como el partido que hizo dejación de funciones ante la mayor crisis sanitaria y social de nuestra historia reciente porque solo hay dos modelos educativos en España: el del PP, que recorta y debilita lo público, y el que lidera el PSOE invirtiendo y reforzando la enseñanza pública.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

¡Las cookies!

Esta página web usa cookies Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Puedes consultarlas en este enlace